¿Quién creó las Flores de Bach?

El creador de la terapia Floral de Bach fue el Dr. Edward Bach. El Dr. Bach era muy intuitivo y sensible. Ya desde muy joven tuvo claro que la personalidad y la actitud de cada ser humano influía en su estado de salud.

Quien fue Edward Bach

Para conocer y entender las flores de bach y su funcionamiento es necesario conocer la historia de su creador.

Edward Bach nace en 1886 en Moseley (Birmingham), era un medico muy avanzado para su tiempo. Desde niño sintió amor por todos los seres humanos, las plantas y los animales.

Trabaja primero como bacteriólogo, pero debido a una enfermedad empieza a investigar y cree que debe cumplir una misión.

Ingresa como bacteriólogo en el Hospital Homeopático de Londres.

Edward Bach creador de las flors de Bach
Edward Bach (1886-1936) – Creador de la terapia floral de Bach

Observando a sus pacientes, decide analizar también, su personalidad, sus estados psíquicos.

Aprovechaba sus reuniones para estudiar a sus invitados y darse cuenta de que cada uno reaccionaria de forma diferente ante una enfermedad.

De ahí el buscar un remedio para cada tipo de personalidad.

Como no estaba muy de acuerdo con la medicina tradicional ni la fuente de obtención de estos remedios (a base de desperdicios humanos), busca otras medicinas más naturales.

Investiga remedios basados en flores, por lo que vuelve, algo enfermo a su país natal (Gales) en 1928, pero con la ilusión de que lo que iba a encontrar podría cambiar el mundo.

Cómo surgen las flores de Bach

Tas su vuelta a Gales el doctor E. Bach poco a poco va descubriendo sus 38 remedios florales. Estas infusiones las extrae de flores de Gales, de España y de otros países, sus propiedades curativas fueron descubiertas de 1926 al 1934 por Edward Bach.

Primero descubre 12 flores, las trabajó de diferentes formas hasta que encuentra un sistema en el que coloca las flores recién cortadas en un recipiente con agua de un arroyo próximo y las deja al sol durante unas horas.

Tras cantidad de trabajos y observaciones realizadas con plantas y sus flores, se dio cuenta de que las gotas de rocío posadas sobre las flores, conservaban la vibración de estas. También dedujo que si colocaba las flores recién cortadas en un recipiente de agua y después las dejaba secar, teniendo en cuenta que el agua mantendría la vibración, esta propiedad también se mantendría y causaría efecto al transmitir al paciente la solución floral.

Para conservar y estabilizar la solución añadió alcohol.

Es así como consigue desarrollar una nueva medicina relacionada con las emociones:
Reúne 38 remedios: 34 flores silvestres, 3 flores de cultivo, y el último agua de manantial