Distimia Síntomas

La distimia es un problema psicológico pero con un componente genético, esto es lo que hace, fundamentalmente, distinguirse de la depresión. Por tanto, aunque la sintomatología es similar, el tratamiento es distinto y se debe consultar con un experto para conocer cuál es el tratamiento a seguir.

Síntomas de la distimia



Aunque en la mayoría de ocasiones la distimia se presenta en adultos, es necesario distinguir la sintomatología entre adultos y niños, pues también pueden aparecer. Hay que tener en cuenta que estos síntomas aparecen y desaparecen, pudiendo permanecer durante unos años para remitir y que no vuelvan a aparecer hasta pasado un largo tiempo.

sintomas de la distimia

Por ello, es difícil de detectar y debemos estar muy atentos en cuadros de pequeñas depresiones que se repiten a lo largo de la vida. Todo el mundo sufre periodos en los que se encuentra peor anímicamente, y desaparecen al cabo de los días. Pero en el caso de los síntomas de la distimia permanecen durante un periodo más amplio y además los efectos siempre se repiten en cada brote.

Distimia Síntomas en adultos

En el caso de los adultos, los síntomas de la distimia que más se repiten están relacionados con la pérdida de interés por realizar las actividades que se deben hacer de forma habitual, incluso apareciendo síntomas de fatiga. Además, la persona que sufre distimia se siente triste y con baja autoestima.

Todo esto hace que la concentración y la toma de decisiones sean muy complicadas, con una disminución de la productividad en el puesto de trabajo o cualquier otra labor que tenga que desempeñar.

Síntomas de la distimia en niños

Las probabilidades de que un niño sufra distimia son muy bajas, pero aun así existen casos y debemos evaluar cuáles son sus síntomas.

La manera en la que se representa en los niños es similar a los síntomas de la distimia en los adultos, pero teniendo en cuenta que la vida diaria de los pequeños es distinta se les considera también diferentes:

Es habitual que tengan episodios de irritabilidad, normalmente con la familia.

Su actitud para llevar a cabo cualquier actividad es pesimista, piensa que no lo va a conseguir, en ocasiones opta por no intentarlo.

Debido a que no se sienten bien consigo mismos, los niños que sufren distemia no se relacionan con otros niños, quedando en muchos casos aislados. Normalmente es en este punto donde se suelen percatar los padres y otras personas del entorno del pequeño de que hay un problema.

¿Has probado las Flores de Bach para niños? Es una terapia muy eficaz en niños. Muchos especialistas la recomiendan.

En cualquier caso, es fundamental acudir al médico para su control y tratamiento de la distemia.